29 Agosto, 2016

Soy celiaco, ¿qué hago?

soy-celiaco

Lo que todos hacen: una “vida normal” en la que la excepción consiste en no consumir NADA que contenga siguientes cereales: trigo, avena, cebada y centeno.

Se debe crear conciencia en el celiaco como en su entorno, de realizar la dieta estricta sin gluten pues eso garantiza la reparación de la lesión intestinal, así como el desarrollo físico normal de la persona.

El celiaco NO es diferente. El celiaco debe desarrollar su vida dentro de los parámetros normales de un individuo socialmente adaptado con trabajo, recreaciones, responsabilidades de todo tipo.

Lo más importante para el celiaco es admitir la existencia de su afección. No debe dejarse llevar por la influencia de otros, la pura curiosidad o la falta de voluntad. Esta condición cambia su forma de vida y los descuidos pueden causar daños.

Las relaciones con otros celiacos son una fuente de ayuda mutua en términos de comprender mejor la condición celiaca, realizar adecuadamente la dieta y superar las dificultades que puedan surgir.

Una alimentación saludable

Es importante conocer que la mayoría de los alimentos naturales pueden ser consumidos libremente por el celiaco.

Alimentos libres gluten:

  • café en grano molido a la vista
  • frutas frescas
  • hortalizas frescas
  • huevos
  • leches líquidas recién ordeñadas
  • todo tipo de carnes frescas y congeladas, sin procesar y sin agregado de rebozadores, caldos, condimentos y salsas.
  • vinos, sidras, champagne

Alimentos que pueden contener gluten:

Para consumir productos industrializados de industria paraguaya, recurrir a la GUIA DE ALIMENTOS APTOS PARA CELIACOS, disponible en FUPACEL.

  • Embutidos en general (mortadela, salchichas, jamón, fiambres)
  • Lácteos en general
  • Patés y conservas
  • Salsas y caldos
  • Golosinas y dulces
  • Aderezos
  • Enlatados en general
  • Pasta dental y enjuagues
  • Condimentos
  • Yerbas e infusiones
  • Helados
  • Cosméticos
  • Jabones
  • Medicamentos

Alimentos con gluten.

DEBEN SER PROHIBIDOS.

  • Pan y harinas de trigo, avena , cebada y centeno y derivados.
  • Bollos, pastas italianas, galletas, bizcochos, masitas y pastelería en general
  • Sémola de trigo
  • Productos a granel de todo tipo
  • Productos manufacturados en cuya composición incluyan cualquiera de las harinas citadas y, en general, cualquier alimento preparado o manufacturado si el comerciante no específico que no contiene gluten
  • Cervezas y bebidas a base de cebada, malta, etc.